Consejos para disfrutar comiendo. Sano y Variado

Estar sano es algo más que llevar a cabo una dieta. Es un estilo de vida y como dicen “en el equilibrio está la virtud”.

En la alimentación la clave la podemos encontrar en la variedad, gracias a la combinación de distintos productos, sabores y  texturas, en definitiva aprovechándonos de la amplia diversidad gastronómica a nuestro alcance.

Además, la dieta debe satisfacer las necesidades diarias de nutrientes, ajustándose a nuestro ritmo, con alimentos que nos aportan más energía en el periodo diurno de actividad, y también con otros más estructurales en momentos de reposo. ¡Y si disfrutamos comiendo mucho mejor!  Lo importante es el cuánto, el cuándo y el cómo. Por cierto,  no olvidemos que es muy importante incorporar el deporte a nuestra rutina, descansar bien y disfrutar de momentos de ocio…. Si nos comprometemos con un estilo de vida saludable, estaremos más sanos y, sin duda, seremos más felices.

Estos son algunos tips para saborear cada momento de la vida, comer rico y equilibrado. ¡No hay más secreto!

  • Come muchas veces al día, pero cantidades razonables: Este es un consejo muy habitual y que, seguro, habrás oído. Para llevar una dieta equilibrada, debemos realizar cinco comidas al día y adaptar nuestro ritmo de vida para hacerlo. Por eso es importante planificar las comidas yla lista de la compra, evitando así la improvisación y las prisas. Así que… ¡Tómate un respiro! Debes huir de lo rápido y fácil Es importante no abusar del azúcar y la sal y sobre todoen momentos de debilidad pensar que como en todo el equilibrio es vital.
  • El agua, fuente de vida: Los expertos coinciden. Debemos beber entre 2 y 2’5 litros de agua diarios. Además, no debemos abusar del alcohol, ya que contiene las conocidas como “calorías vacías”. Dichas calorías están en aquellos alimentos que no aportan nutrientes de calidad, por lo que propician un aumento de peso y empeoran la salud.
  • Ejercicio de manera regular: El deporte siempre será un hábito inteligente. Si realizamos unos 30 minutos de ejercicio moderado al día durante cinco días a la semana, estimularemos el corazón y los pulmones lo suficiente para estar prevenidos ante posibles enfermedades. La clave está en la regularidad, ya que solo así resultará efectivo. Si incluyes el ejercicio en tu rutina diaria, con actividades que te resulten entretenidas, todo será mucho más fácil.
  • Las son malas compañeras: Nuestro ritmo de vida afecta directamente a nuestra dieta. Es por eso por lo que, en la medida de lo posible, es preciso adaptar unos hábitos alimenticios reposados. Masticar con tranquilidad, degustar sosegadamente la comida…así la disfrutaremos más y comeremos menos cantidad. Además, te sentirás saciado más rápido. ¡A disfrutar!
  • Frutas y verduras: parada obligatoria. La OMS señala que deberíamos comer frutas y verduras, como mínimo, cinco veces al día. Estos alimentos contienen nutrientes y vitaminas necesarias para el mantenimiento de la salud. Entre los beneficios que aportan, destaca la fuente de vitamina C de algunas legumbres y verduras. Los antioxidantes que contienen ayuda, además, a prevenir algunas enfermedades neurodegenerativas y cardiovasculares. ¿Sabías que se recomienda comer la fruta con piel? ¡Es muy nutritiva!